Francis Ponge

Francis Ponge (1899-1988) Poeta y ensayista francés —en muchas ocasiones, combinó el ensayo y el poema para unirlos en una sola forma artística—, nacido en Montpellier y fallecido en Bar-Sur-Loup. Autor de una notable producción poética en la que la palabra adquiere una asombrosa capacidad definitoria y una precisa exactitud que pone de manifiesto la realidad autónoma de las cosas y sus significados, fue también responsable de varios trabajos y estudios ensayísticos que le situaron a la cabeza de la intelectualidad francesa contemporánea.


A raíz de la aparición de sus escritos en la célebre Nouvelle Revue Française, el nombre de Francis Ponge empezó a sonar con fuerza en los ambientes literarios de toda Francia. Por aquel tiempo, Ponge se mostró vivamente interesado por las obras del poeta, narrador y dramaturgo Jules Romains (1885-1972) y su nutrido grupo de discípulos, firmes valedores del socialismo utópico y la corriente sociológica del Unanimismo.

A pesar de esta plena integración en el fructífero panorama intelectual de los años veinte, hacia 1924, Francis Ponge andaba tan obsesionado por la búsqueda de una expresión pura que llegó a caer —según su propio testimonio— «en los límites de la afasia». Replegado sobre sí mismo y refugiado en una preocupante mudez, apenas mantenía alguna conversación con Alix Guillain, B. Groethuysen y Jean Paulhan, quien había asumido la  dirección de la NRF tras la muerte de Jacques Rivière. Por fin, al cabo de dos años salió de su mutismo con la publicación de su opera prima, Douze petits écrits (Doce pequeños escritos, 1926), una brillante colección de versos y prosas que Groethuysen  definió como «una palabra nacida en el mundo mudo». Un año después, afincado en la comarca provenzal de la Camargue, escribió Proêmes sur la contemplation des choses et la nomination (Proemios sobre la contemplación de las cosas y su denominación), obra en la que empezó a reflexionar sobre la realidad de los objetos y las limitaciones del ser humano en lo que atañe a su conocimiento, ya  que, en su opinión, el hombre solo puede observar y describir con rigor la cosa en sí misma, sin incurrir en desviaciones líricas. Estas especulaciones le llevaron a escribir, al año siguiente, Le galet (El guijarro), donde ofreció su primera definición del método que denominó «partis pris» («toma de partido»), fundamental en su posterior producción literaria; dicho método parte de una necesaria «toma de partido por las cosas», con la intención de fundar un nuevo lenguaje vinculado exclusivamente a la realidad objetual, y una especie de fenomenología materialista de la naturaleza, interpretada racionalmente por el hombre en la medida en que es capaz de observar y describir pacientemente la realidad autónoma de los objetos.


Fue precisamente la publicación, en 1942, de Parti pris des choses lo que hizo que Francis Ponge fuera reconocido como un escritor y poeta de gran valor. Este poemario expone los principales elementos de su proyecto poético, lejos de las convulsiones y automatismos de los que los surrealistas habían dado ejemplo. De hecho, Ponge elige ser el poeta de la vida cotidiana, lo material, los objetos, las cosas.


Al regresar a París después de la guerra, Ponge se dedicó a la docencia mientras continuaba su obra poética: Proêmes (1948), La Rage de expression (1952), Le Grand Recueil (1961), Nouveau Recueil (1967), Pour un Malherbe (1965), Méthodes (1971), Fabrique du pré (1971), Cómo un higo de palabras y por qué (1977).


Aclamado por Jean-Paul Sartre, luego por Philippe Sollers y el grupo Tel Quel, que lo veía como uno de los principales autores de la poesía contemporánea —su texto Le figue (El higo) vio la luz en el número 1 de la revista Tel Quel, publicación que elevó al escritor de Montpellier a la categoría de «padre espiritual» de las nuevas generaciones de creadores franceses— Ponge, largamente leído por un pequeño grupo de iniciados, fue consagrado, tardíamente, con el Gran Premio de Poesía de la Académie Française en 1984.


Con greylock publica Cómo un higo de palabras y por qué [c].